Amadas Mascotas y Amados Filetes: Reflexiones sobre los mecanismos que legitiman la explotación y el especismo.

Los humanos establecemos muy diversas relaciones con otros animales, de modo genérico todas ellas tienen algo en común: son asimétricas. Históricamente, la filosofía occidental ha sentado las bases de esta visión antropocéntrica del mundo, durante el siglo XX con argumentos cientificistas se ha establecido una superioridad moral y cognitiva de Homo sapiens sobre otros animales apoyándose en la posesión supuestas cualidades o capacidades, que en la práctica no son tan exclusivas como podría parecer. Esta jerarquía permite la instauración  de determinados mecanismos a través de los cuales se ha legitimado y se continúa legitimando un sistema de explotación especista en el que Homo sapiens usa al resto de especies para alimentación, investigación, industria textil o médica. La explotación es aceptada en base a una premisa básica y conectada con el utilitarismo: la vida de Homo sapiens es cualitativa y cuantitativamente más valiosa que la de los “otros”. El objetivo de esta ponencia es revisar estos antecedentes teóricos, reflexionar sobre los mecanismos de legitimización de las jerarquías entre especies, y plantear que estos funcionan en dos niveles distintos:  uno rígido y teórico, que opera a nivel de especie, y es de carácter antropocentrista. Un segundo que depende de individuos más allá de la especie, dando lugar a una paradoja en la que se legitima que animales no humanos, posean mayor número de derechos efectivos que algunos humanos. 


Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar