Comer en la escuela: implicaciones en la sociabilidad alimentaria en niños de 3 a 11 años que acuden a escuelas de nivel socioeconómico medio en la Ciudad de México.

La sociabilidad alimentaria es definida como la propensión a compartir consumos alimentarios con personas exteriores al hogar, dicho de otra forma, tener comidas con terceros, que puede ejercerse en casa o fuera de casa. Según Michel Forsé (1993) la sociabilidad en el sentido amplio se sigue diferenciando por factores como el ciclo de vida, la posición y el hábitat. El principal lugar de socialización secundaria y de sociabilidad alimentaria en los niños, es la escuela. Hábitos alimenticios pero también la formación de normas y valores de convivencia en sociedad son moldeados en los niños a través de diferentes procesos del hecho de compartir la comida. En esta presentación analizamos algunos de los principales desafíos a los que se enfrentan los niños en edades preescolares en momentos de sociabilidad alimentaria dentro de sus escuelas. Se realizaron observaciones participantes durante 4 meses en una escuela pre-primaria y en una escuela primaria de la Ciudad de México de nivel socioeconómico medio y medio bajo. Encontramos que la sociabilidad alimentaria pasa a través de actividades lúdicas, o de reproducción de roles de género (principalmente el materno). Además, se ve desafiada por las condiciones espacio -temporales en las que los alumnos pueden consumir el refrigerio de media mañana. Normas explícitas por parte de las autoridades de la escuela sobre la prohibición de compartir alimentos son transgredidas de diferentes maneras por los alumnos. La sociabilidad alimentaria es un factor importante a considerar en la formación de hábitos y actitudes hacia la alimentación desde edades tempranas.


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar