RELIGIÓN Y SECULARIZACIÓN EN LA VIDA COTIDIANA MODERNA: DE LA MUERTE DE DIOS A UN EXTRAÑO EN NUESTRA CASA. REENCANTAMIENTO Y GNOSTICISMO EN EL PENSAMIENTO ANTROPOLÓGICO DE LLUÍS DUCH.

Dos de las principales características en la formación del mundo moderno son el “triunfo” de la Ilustración, versus el pensamiento teológico medieval, y el ascenso y consolidación del Estado liberal, contra el dominio público de las Iglesias cristianas. Ambos movimientos paralelos y complementarios tuvieron su primer momento de gloria hacia finales del siglo XIX cuando definitivamente se proclamó que “Dios había muerto” (Nietzsche) y que la “historia” tenía por sí misma un “fin” (positivista o marxista), a principios del siglo XX se habló de un “desencantamiento del mundo” (Weber) como rasgo de nuestra era y un proceso de “secularización” (Schmitt, Blumenberg) que dejaba atrás las antiguas formas de pensamiento religioso. Los ascensos de los totalitarismos del siglo XX, las dos guerras mundiales y el posterior desencanto social han echado por la borda estas interpretaciones. De acuerdo con Lluís Duch, la proclamada muerte de Dios no ha ocurrido realmente y lo que acontece cada vez con más fuerza es un “reencantamiento” y “estetización” del mundo acompañado del surgimiento y proliferación de movimientos “gnósticos” con rasgos religiosos, donde un “Dios extraño” nos acompaña “en nuestra casa”. Esta situación revela que las bases epistemológicas y ontológicas sobre las que se sostiene la “modernidad” y, junto con ella, la “imagen misma del ser humano” (Rombach) han sido fatalmente trastocadas y se requiere nuevamente replantear la pregunta antropológica básica: ¿qué es el ser humano y cuáles son sus rasgos estructurales, en la (pos)modernidad contemporánea, realmente ha dejado de ser un posible homo religiosus?


Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar


ASOCIACIÓN DE ANTROPÓLOGOS IBEROAMERICANOS EN RED
www.aibr.org Félix Boix, 16 (4i) 28036, Madrid, España
  • facebook
  • linkedin
  • twitter
  • instagram
  • youtube