Artículo

Una guerra es una guerra

Uno de los principales desafíos que aceptamos quienes decidimos hacer antropología es aprender a caracterizar los fenómenos sociales desde las perspectivas de quienes los viven y experimentan. “Qué es para ellos” es casi todo en nuestro oficio: da forma al objeto de conocimiento, da contenido al método y forma al trabajo de campo, y modela el desarrollo argumental de nuestros textos etnográficos. A ese “casi todo” se suman dos cosas: una son las teorías que nos permiten analizar nuestros campos y otra son las vidas de sus protagonistas, para poner en discusión nuestros conceptos. La segunda cuestión quizás quede más clara con el tema de investigación que vengo transitando desde 1989, cuando empecé mi investigación doctoral.