Artículo

La Antropología frente a la comprensión del poder: antinomias, cultura y definición.

El estudio antropológico del poder, pasa por la construcción de una definición operativa que dé entrada a su naturaleza asimétrica, como a las percepciones populares sobre el fenómeno. Es decir, la dimensión cultural del poder y sus relaciones. En esta ponencia se van a abordar algunas características del fenómeno, poniendo especial interés en abordar su significado desde una perspectiva no técnica, lo que supone su caracterización como fuerza o capacidad de acción de un colectivo y que tiende a imaginar su uso, también colectivo. Los relatos sobre el poder que sirve a la colectividad de manera equitativa, obscurecen la comprensión del fenómeno, pero revelan expectativas de una filosofía política respecto de su utilización, en sentencias conocidas como “todo el poder al pueblo” o “mandar obedeciendo”. Lo anterior muestra una ideología de nuestro tiempo, que revela el deseo de un ejercicio equitativo e incluso no asimétrico del poder. Esta paradoja, atiende no obstante, a la profundización de los relatos de la democracia liberal o a su crisis manifiesta en la fuerza de los movimientos populistas, donde ambos, tienden a sobrevalorar las posibilidades del discurso de la igualdad política y jurídica hasta un punto tal, que las asimetrías que dan su sentido al poder parecen diluirse, resultando en expectativas utópicas. En particular se expondrá esta idea a través del concepto de interculturalidad como un espacio “libre de poder”, resultado del trabajo etnográfico en las universidades interculturales en México.
(*)El autor o autora no ha asociado ningún archivo a este artículo