Artículo

Fiesta étnica y agenda política en las sociedades migrantes de origen español en La Habana

La ciudad de La Habana fue un destino migratorio principal para los españoles dentro del periodo de “emigración en masa” que, para el caso cubano, remitía al filo de 1920. Al calor de la llegada de los emigrantes, particularmente abundantes los procedentes de las áreas rurales del Noroeste peninsular, se fueron articulando sociedades en las que se agrupaban los naturales de una provincia y localidad. Cien años después, algunas de estas sociedades persisten con un notable vigor pero con una composición y objetivos radicalmente distintos. Los objetivos originales –socorro mutuo, recreo, memorialización- se han ido ajustando a tiempos diferentes y a unos componentes humanos distintos, donde los protagonistas ya no son los emigrantes en sentido estricto sino por sus descendientes. El objetivo de esta comunicación es explorar la dimensión festiva de las asociaciones “españolas” de La Habana en la actualidad. Nuestra hipótesis es que, más allá de los aspectos lúdicos de la fiesta étnica, estas celebraciones son el verdadero motor de las asociaciones ya que crean espacios de convivialidad y relación, tal y como hicieron en el pasado, reconectando así con este en un sentido puramente genealógico. La fiesta es la que hace la sociedad y la sociedad no existiría sin la fiesta, sea esta religiosa (generalmente unida a la fecha de fundación), sea cíclica (como las dedicadas al “día del emigrante”), sea conmemorativa (en una significativa adaptación a los cambios políticos ocurridos en España en los últimos 30 años).
(*)El autor o autora no ha asociado ningún archivo a este artículo