Video

Antropología robótica: directrices urgentes para una nueva convivencia.

Antropología robótica: directrices urgentes para una nueva convivencia.Hablar de Antropología Robótica puede parecer, a priori, una contradicción, como hablar de antropología animal, o de antropología de las cosas1, haciendo una interpretación tradicional de la expresión. La Antropología Robótica que se propone no pretende un estudio metodológico de los robots como la Antropología lo ha hecho de los seres humanos. No obstante, el carácter disruptivo de la Inteligencia Artificial, su integración en los sistemas culturales humanos y su aplicación en ámbitos críticos, han generado la necesidad de observación y reflexión.Tradicionalmente la Antropología se ha ocupado de las relaciones entre los seres humanos y sus entornos. Sin embargo, ahora hay una nueva especie en el horizonte, a veces incluso con rasgos humanoides, a la que se atribuyen funciones humanas sin que sus individuos dispongan de dichas aptitudes. La necesidad de abrir este camino se justifica por la integración de los robots en una cotidianeidad innegable.Esta propuesta pretende iniciar una antropología robótica como proceso transversal de análisis de las relaciones emergentes entre humanos y robots con un doble objetivo:-  asegurar la autocomprensión de la especie humana y-  abrir el foco para dar cabida al estudio de las relaciones entre humanos y robots.Palabras clave: antropología robótica; roboética; antropología social; inteligencia artificial; autocomprensión.1 Excepto que se entienda en el sentido que Arjun Appadurai le dio a la expresión en 1986 (Appadurai, A. La vida social de las cosas, Grijalbo, México D.F., 1991)