Acercándonos a la etnografía desde la escritura. Reflexiones compartidas acerca del significado de representar

Si bien en la última década asistimos en el estado español a una escritura etnográfica más innovadora, dialógica, reflexiva y experimental, todo ello en un contexto donde aún no deja de ser una disciplina “joven”, los actuales procesos de medición e individualización de las instituciones académicas nos sitúan en diferentes encrucijadas acerca de cómo escribimos, dónde escribimos, con quién escribimos y para quién escribimos. En definitiva, en debates en torno a la capacidad/posibilidad de representar al otro/la otra. Como señalaban en 2014 las editoras del monográfico “Embodied engagements: feminist ethnography at the crossing of knowledge production and representation” publicado en la Revista Women’s Studies International Forum, el neoliberalismo está afectando la producción de conocimiento desde las Ciencias Sociales. Este define las investigaciones en términos de eficiencia y “utilidad”, enfatizando proyectos macro, métodos cuantitativos de investigación (neo-positivistas) y pensamiento basado en oposiciones binarias y jerárquicas, por lo que limita de esta forma las investigaciones etnográficas feministas, situándolas en los márgenes. Propuestas que se nutren de dos tradiciones, la etnográfica y la feminista, ambas poliédricas y de difícil encaje o articulación con planteamientos neoliberales de la ciencia. En este contexto, este panel nos ofrece la oportunidad de compartir nuestras preocupaciones, interrogantes y propuestas en torno a la escritura etnográfica desde la práctica investigadora y docente.


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar