¡Es la frontera, estúpido! Análisis artístico-antropológico de la vida desplazada.

En este texto de carácter teórico-reflexivo analizamos la movilidad humana y la fronterización en la contemporaneidad en torno a un análisis antropológico y artístico del significado de la vida desplazada. Como materiales utilizamos diversas propuestas provenientes del campo del arte desde la década de los 70 con el fin de visibilizar un arte político que dé respuestas a las condiciones de vulnerabilidad y precariedad de los migrantes internacionales. En concreto se analizan obras de Roman Ondak (2012), Bruno Catalano (2014) José Palazón (2015) y Arantxa Araújo (2017) con el fin de relacionarlas con categorías antropológicas como las de los paisajes étnicos, los límites, la fronterización, las asimetrías globales y las jerarquías marcadas por las prácticas de viaje. Realizamos asimismo una reflexión en torno a cómo el arte sirve no solo para la movilización y la visibilización de minorías, sino para dar respuesta en positivo a qué modos de hablar y qué prácticas tiene el subalterno. En el apartado final exponemos un apartado en torno a los usos del cuerpo desde el punto de vista de la migración, entendida como resistencia frente al neoliberalismo.


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar