Etnografía desde casa: pandemia y estado de alarma.

Esta investigación surge como consecuencia de la declaración de pandemia por parte de la OMS (11 de marzo) por la propagación de la COVID-19 en todo el mundo. La rapidez de la propagación y la gravedad de los síntomas hizo que en España se decretara el estado de alarma (RD 463/2020 de 14 de marzo), lo que suponía la prohibición a la libre circulación de las personas, la obligatoriedad de mantener una distancia de seguridad entre las personas, la limitación del aforo en aquellos establecimientos que permanecen abiertos y el uso de medidas de higiene. Todo ello supuso un cambio en el paisaje urbano y despertó mi interés sobre la aceptación el estado de alarma, los cambios producidos así como la valoración de las diferentes medidas implementadas por el gobierno del estado. Para llevar a cabo la investigación realicé cuatro entrevistas grupales (adolescentes, adultos jóvenes, mujeres y adultos) durante las semanas tercera y cuarta de confinamiento. El análisis da como resultado una aceptación del estado de alarma, pero con grandes críticas que pueden parecer contradictorias: por la tardanza en su aplicación y por su radicalidad, sobre todo en el grupo de adolescentes, ya que les impide hacer ejercicio al aire libre. Los adultos destacan el teletrabajo como una estrategia laboral implementada por causa de fuerza mayor que se mantendrá en el tiempo, porque a la empresa le resulta más barato que el trabajo presencial, habida cuenta que en la mayor parte de los casos los medios técnicos utilizados son propiedad de los propios trabajadores y trabajadoras.


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar