EL SANTO MORO SICILIANO Y LA CREACIÓN DE UN MODELO DE SANTIDAD NEGRA: ¿UNA RELIGIÓN PARA ESCLAVOS?

El focus histórico de la contribución nos sitúa en dos sociedades coloniales comunicantes. Por un lado es el vicereinado hispánico siciliano de siglo XVII y por el otro es el Brasil colonial. La investigación, cuya metodología prevé el estudio de fuentes de época colonial localizadas en conventos y registros de archivos eclesiásticos o de otro tipo como el de Simancas, y distribuidas entre Italia, Brasil y Península Ibérica, se centra en la creación de un modelo de santidad negra forjado en la persona de Benedetto Manasseri que había nacido esclavo el año 1524 en Sicilia pero que pudo incorporarse a la Orden franciscana por voluntad del amo de la madre. Se hipotiza que en aquel entoncens, como consecuencia de las exigencias coloniales de formular una estrategia para integrar las naciones africanas deportadas en las Americas dentro del proyecto Ibérico católico renacentista, surgía, en el entorno franciscano siciliano, la propuesta de un modelo negro de santidad: ¿una religión para esclavos? En Sicilia y Península Ibérica la fama de Benedetto crece en olor de santidad, pero es en el Brasil de la Bahía de Todos los Santos que São Benedito penetra el imaginario religioso convertiendose en símbolo polisémico integrador de diversidad. De hecho, estatuas e imágenes que lo retraen, presencian escenarios religiosos coloniales sin reclusión de color. Por lo cual, si como sugiere L. Hanke (1974) la Humanidad es Una, esta contribución quiere vislumbrar las implicaciones de la creación de un modelo de santidad negra como estrategia integradora en sociedades esclavistas.


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar