Todos los anymales son (des)iguales pero algunos anymales son más des(iguales) que otros: Una aproximación al excepcional ismo, especismo y las relaciones óntico relacionales.

Homo sapiens vive inmerso en interfaces de interacción y percepción que determinan el modo en que se relaciona con otras especies (i.e., conexión zoológica), relaciones por definición asimétricas. Del mismo modo que el racismo establece una  supuesta superioridad racial, el especismo establece jerarquías entre especies. A lo largo de la historia múltiples argumentos han sido esgrimidos para justificar el excepcionalismo humano, desde el derecho divino a  la superioridad cognitiva, argumentos profundamente asentados en la cosmovisión de todas las culturas, y se relacionan con la idea de "Otro" antropológico. A través de ellas se legitima un complejo sistema de explotación (i.e., dominionismo). Sin embargo, la relación entre especies  es mucho más compleja de lo que puede parecer a primera vista, especialmente en el caso de Occidente, donde modelos alternativos emergen, prácticas que van desde cambios en el modelo de vida (e.g., vegetarianismo o veganismo) a la lucha activa por los derechos de anymales. La pertenencia a una u otra especie es un elemento clave determinado la posición que se ocupa (i.e, jerarquías óntico relacionales).  En principio parece obvio que Homo sapiens ostenta la posición más relevante (i.e, antropocismo) sin embargo, otros elementos son importantes y deben ser tenidos en cuenta, en especial las relaciones entre individuos a nivel interespecífico. Del mismo modo que nuestra relación con otros seres humanos hace que estos nos importen más o menos que otras seres humanos la relación con determinados anymales influencia nuestra concepción de la explotación y su papel en las jerarquías óntico relacionales. 


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar