Emociones en movimiento: migración, transnacionalismo y pertenencia

Aún cuando la mayoría de las personas que emigraron y continúan emigrando desde Venezuela lo hace por razones económicas, las características propias de este flujo migratorio lo hacen comparable a otras crisis de refugiados que se han presentado en diferentes contextos internacionales debido fundamentalmente a la rapidez e intensidad en la llegada de personas en comparación con la migración económica tradicional que suele ser más lenta y progresiva, y debido también a la gran vulnerabilidad socioeconómica de las familias migrantes en el momento de la llegada. Las reflexiones que se expondrán en esta comunicación son el resultado de una investigación etnográfica llevada a cabo en las ciudades de Bogotá y Lima tanto con población migrante venezolana como con funcionarios encargados de la atención a esta población. La migración de los venezolanos que en su mayoría establecen vínculos transnacionales con sus familiares y comunidades en origen mientras sueñan y trabajan por la reagrupación de sus familias en las comunidades de asentamiento supone no sólo un desplazamiento de emociones y significados (Hirai, 2015) sino una negociación constante dentro de la dimensión afectiva entre la experiencia de los migrantes y las imágenes y sentimientos que hacia ellos muestran las sociedades de acogida. Es en esta dialéctica de los afectos donde, siguiendo a Besserer Alatorre, se mostrarán los “sentimientos inapropiados” de los migrantes transnacionales en un contexto productivo de sujetos descentrados que dependen, según la lógica dominante, exclusivamente de su propia motivación para poder sobrevivir (Alatorre, 2014).


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar