Artículo

MAPEANDO CIRCUITOS DE CUIDADOS ENTRE BOLIVIA Y ESPAÑA. UNA APROXIMACIÓN A LA RECONFIGURACIÓN DE LOS AFECTOS EN CONTEXTOS TRANSNACIONALES.

A partir de un trabajo de campo etnográfico multisituado, esta comunicación propone analizar la diversidad de vínculos emocionales y afectivos que se mantienen y reconfiguran en un contexto de migración transnacional altamente feminizada como es el caso de los flujos procedentes de Bolivia hacia España. Para ello, y siguiendo la propuesta teórica de circulación del cuidado, se utilizará parte del material recopilado a través de entrevistas cualitativas en profundidad que fueron realizadas, tanto en los lugares de origen como de destino, a miembros de diversas redes familiares. Sin priorizar unos vínculos de parentesco o afinidad sobre otros, el objetivo será mapear estos circuitos activos y operativos a pesar de la distancia; cuidados y afectos que se revelan transnacionales, multidireccionales e inter-generacionales en su circular. ¿Quién cuida a quién, cuándo, cómo, y por qué? ¿A qué expectativas, obligaciones y responsabilidades familiares tratan de dar respuesta estas prácticas? En esta ocasión se tomará como caso de estudio los vínculos que mantienen mujeres migrantes de mediana edad (45-60 años) residentes en Madrid para ilustrar que estos intercambios no son lineales ni continuos, hay rupturas y fluctuaciones que tienen que ver con el ciclo familiar, las construcciones de género y las relaciones inter-generacionales. No sólo se mueven o desplazan las personas sino también sus posiciones al interior de estos circuitos donde median desigualdades, conflictos y un constante renegociar de los afectos. En última instancia se tratará de poner en discusión qué se dice y qué se calla, a quién, si se prefieren unos medios o tecnologías frente a otros para comunicar ciertas emociones, así como hasta dónde llega nuestro rol como investigadoras en este transitar espacios de intimidad. ¿Cuáles son las implicaciones éticas y metodológicas de hacer una etnografía de los afectos, afectiva y afectada?
(*)El autor o autora no ha asociado ningún archivo a este artículo