Artículo

El lugar de la agricultura familiar en la nueva ruralidad

La propuesta pretende examinar las vicisitudes de un concepto, como es el de agricultura familiar, que hizo su emergencia en América Latina a finales del siglo XX gracias al consenso generado en el seno de las elites políticas y académicas. Es un concepto descriptivo, pero con una importante carga analítica y heurística, que cumple con todos los requisitos para definir a una multitud de sujetos sociales, en situaciones muy diferentes, pero unidos por el común denominador de desarrollar su modo de vida en el marco de la familia. Así, existe una agricultura familiar que ha merecido la paulatina atención de los gobiernos y de las organizaciones supranacionales debido a poderosas razones, entre las que están la de ser generadora de una producción sostenible, la de su capacidad para garantizar la seguridad alimentaria y la de proporcionar un ingente empleo. El hecho de que hayan hecho su emergencia nuevas ruralidades no quiere decir que la agricultura no siga ocupando un lugar destacado en el agro, sino, que, muy al contrario, convive con otras formas de sentir la vida rural garantizando algo tan esencial como es la soberanía alimentaria, lo cual aconseja la realización de la presente propuesta. 
(*)El autor o autora no ha asociado ningún archivo a este artículo