Artículo

MANERAS DE VIVIR LA RURALIDAD EN UNA COMARCA DE CANTABRIA.

Una de las particularidades del medio rural español consiste en la gran variedad de escenarios sociales que acoge. La presente comunicación, fruto de una investigación de carácter cualitativo desarrollada en los años precedentes, muestra las diferentes maneras de vivir la ruralidad en una comarca de Cantabria. La investigación, desarrollada en el sur de Cantabria, pone de manifiesto  que el apego que, aparentemente, muestran sus habitantes hacia formas de vida ancladas en el pasado no es la consecuencia de la resistencia al cambio, sino, muy al contrario, el efecto de políticas que, por acción u omisión, han ido condenando a sus habitantes a la adopción de estilos de vida que son ajenos a los estándares de las nuevas maneras de vivir la ruralidad. Se trata de áreas que presentan desventajas para la vida moderna, las cuales ponen en duda su sostenibilidad social, tal como se desprende del despoblamiento galopante y del creciente envejecimiento de la población que las caracteriza. Sin embargo, también se advierten lentos progresos, empezando por el uso de tecnologías antes ausentes, que muestran cómo lo tradicional y lo moderno conviven decididamente. La pluriactividad es cada vez más notoria, y la mujer, aunque con grades dificultades, ha asumido roles que antes no poseía. Por otro lado, los valores de la multifuncionalidad territorial atribuidos al medio rural por parte de la filosofía institucional de la Unión Europea parecen abrir nuevas oportunidades de cambio y, sobre todo, nuevas maneras de vivir la ruralidad.
(*)El autor o autora no ha asociado ningún archivo a este artículo