Artículo

SUDÁFRICA DESDE LA DISTANCIA

El intercambio y el movimiento de personas entre el sur de Mozambique y diversas regiones de Sudáfrica viene siendo continuo desde antes de que se establecieran las fronteras de estos dos países. Con el tiempo este flujo se generalizó, se masculinizó y se vio alterado por las fronteras y tratados coloniales y nacionales de cada momento. Acabó convirtiéndose en una estrategia productiva fundamental que se  integra en la cultura de las zonas rurales del sur de Mozambique estableciendo determinados roles.Salir de la aldea y cruzar la frontera hacia el país vecino constituye una acción colectiva, en la que la persona demostrará responsabilidad y esfuerzo. Tanto la partida como el regreso estarán preparados y envueltos en rituales por parte de la red social implicada. Se trata de un paso cargado de significado tanto para la persona como para su comunidad, integrándose el movimiento y clasificándose en dimensiones aparentemente contrapuestas: continuidad y ruptura, unión y separación, propio y ajeno…En el viaje se crean vínculos y renegocian roles que se trasladan al origen, donde se produce una diferenciación de aquellos que comparten la visión del otro lado. Esta diferenciación queda manifiesta en conductas propias dentro de la comunidad pero, a la vez, estos mismos individuos, detentan un papel fundamental dentro de la misma.  
(*)El autor o autora no ha asociado ningún archivo a este artículo