Artículo

AL OTRO LADO DE LA FRONTERA: LENGUAJE Y JERARQUÍA EN EL CONTEXTO DE UN GRAN HOSPITAL.

Todos hemos pasado por la experiencia de acudir a un hospital, de sufrir sus múltiples incomodidades, de sentirnos perdidos entre pasillos interminables e indescifrables tecnolectos. El Hospital se nos presenta como algo más que un edificio, es un complejo sistema con vida propia, paradigma de la salud y de la enfermedad y por ende, de la vida y de la muerte. La puerta del Hospital es una frontera que se traspasa si existe enfermedad, ya sea propia o de alguien de nuestro entorno. Al otro lado de esa puerta, se suceden situaciones impactantes, encuentros y desencuentros, interacciones en definitiva, entre el ser humano y un medio que le suele ser desconocido y hostil. La observación sistemática de las reacciones y relaciones entre los sujetos que habitan en un medio como es el hospital, nos descubre cómo el individuo, cuando se presenta ante otros individuos en un entorno que le es desconocido , representa un papel, que controla y adapta a las necesidades y requerimientos de cada situación; un papel que va a venir dado, fundamentalmente, por los papeles que representen el resto de los sujetos, y que a la vez lleva asociado un lenguaje, un vocabulario, que hay que conocer para poder asumir cada rol con éxito. El lenguaje, por tanto, cumple un cometido de gran importancia en las interacciones que se establecen en un hospital, y las relaciones de poder que de estas interacciones se traslucen son fundamentales a la hora de referenciar la intercomunicación entre los actores.
(*)El autor o autora no ha asociado ningún archivo a este artículo