IDENTIDAD Y RESILIENCIA EN UN PAISAJE AGRÍCOLA-GANADERO DEL SUDOESTE DE ETIOPÍA

Categorías como la lengua, la ascendencia, el territorio o la historia compartida presentan limitaciones a la hora de explicar la distribución, el origen y la composición de las poblaciones del curso bajo del valle del Omo (Etiopia). Esta región es un espacio social dinámico, con límites y fronteras redefinidas continuamente, y donde aproximadamente diez mil personas, que se autodenominan  mun o  mursi, construyen hoy un complejo nosotros. Un factor relevante a la hora de articular esta identidad es la movilidad residencial de la población, que construye poblados efímeros durante la temporada húmeda. La comparación del patrón de asentamiento en dos temporadas húmedas, las de 1970 y 2006, nos permite describir una serie de criterios empleados por la población en su acción cotidiana. Nuevas tecnologías geomáticas, complementadas con trabajo de campo, permiten analizar factores de continuidad y cambio en la distribución de estos poblados. El comportamiento y las necesidades del ganado se revelan como verdaderos actores sociales a la hora percibir, construir e identificarse con un paisaje ganadero. El estudio pretende incorporar en la descripción perspectivas emic para un marco espacio-temporal que puede enriquecer otros contextos geográficos o cronológicos.


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar