Desigualdad y fragmentación sociales: efectos de la localización del capitalismo global en un pueblo al sur de Tlaxcala, México.

Con base en el estudio de corte etnográfico en un pueblo rural del sur de Tlaxcala, México, en esta presentación ponemos atención sobre la manera en que las relaciones capitalistas -referidas al capitalismo global contemporáneo- se expresan localmente. En el estudio hemos analizado las relaciones sociales de acuerdo a las políticas económicas nacionales, donde el sentido comunitario y colectivo que las pudo haber caracterizado en el pasado agrícola que organizaba la vida de sus habitantes en núcleos familiares (de tipo campesinos) ha cambiado. Estos núcleos familiares, que se articulaban a través de redes de relaciones sociales y familiares extensas de colaboración (comunidad), alejadas de vínculos regidos por el mercado y por el sentido de ganancia, han sido desplazados por ideologías que, de variadas maneras, se centran en el individuo y en modos de vida en torno al mercado como institución que regula las relaciones comerciales, laborales y productivas, y especialmente de consumo (característico de la ciudad y de relaciones truncadas de la modernidad). Desde luego, estas articulaciones con el mercado no son nuevas, únicas ni insubordinadas y, si bien reproducen ideologías monetarizadas, representan expresiones singulares de vulnerabilidad, exclusión,  desigualdad y fragmentación sociales, las que serán parte del contenido de estas reflexiones. Las conclusiones de este trabajo apuntan a caracterizar una ruralidad compuesta por una población que se dedica al trabajo asalariado y deja de ser campesina, que ha transformado la lógica del grupo doméstico y en la que se fortalecen formas de migración y acceso a los mercados de trabajo de acuerdo a las exigencias del mercado.


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar