Artículo

BANTABA: HISTORIA DE UN SENTIMIENTO.

En un mundo globalizado e hipermodernizado, la generación de espacios de con-vivencia donde primen valores de integración comunitarias, pasa por ser fundamental. Así, un espacio cotidiano en la vida de un pueblo, pasa a convertirse casi por arte de magia, en un lugar con un alto contenido simbólico, un ámbito con co-razón donde con-viven diferentes estratos de vida y de usos cotidianos. Este no va a ser sino un pequeño homenaje al Bantaba, al espacio colectivo de una pequeña población donde se gesta todo un entramado de vida y de experiencia, a partir de la visión de Marc Augé y del mundo simbólico. Se analizará su importancia dentro del imaginario colectivo así como del Yo, en un intento de generar un espacio de unión que aglutine toda una identidad frente a los no lugares que bordean y amenazan la cohesión de un pueblo y de una especial forma de apreciar el territorio y sus relaciones sociales. Un lugar desordenadamente organizado, donde un gran patrimonio intangible cifrado en memorias y vivencias da sentido a la colectividad frente al individualismo de esta sociedad. Forma de organizar el tiempo, las relaciones sociales y banco de la memoria popular, la plaza es, sin duda, el Bantaba sobre el cual gira la historia y el recuerdo de un sentimiento.
(*)El autor o autora no ha asociado ningún archivo a este artículo