Artículo

Condicionantes sociales de la salud de la adolescencia migrante/refugiada “no acompañada” en México

México constituye como España un país de tránsito, aunque también de origen y de destino, para personas migrantes y/o necesitadas de protección internacional. Ambos países comparten retos en la gestión social y sanitaria de las movilidades de niños, niñas y adolescentes. El objetivo de esta investigación es explorar los condicionantes sociales de la salud de la adolescencia migrante y/o refugiada “no acompañada” (de familiares) en México. Entre octubre y diciembre de 2017 se realizaron 31 entrevistas semiestructuradas a miembros de organizaciones que trabajan con/para migrantes/refugiados, de albergues o casas de migrantes y de recursos residenciales para menores de 18 años; profesionales de la psicología, enfermería, medicina, pedagogía, estudios jurídicos, derechos humanos, trabajo social, etc. Los resultados preliminares reflejan vulneraciones de derechos, así como violencia estructural, política y delincuencial en sus países de origen, en las fronteras y durante su tránsito por México, que influyen en su salud y bienestar. Los riesgos de migrar para niños, niñas y adolescentes incluyen ataques, robos, extorsiones, torturas, explotación o trata. Las situaciones de violencia a las que se ven expuestos pueden conllevar lesiones físicas y alteraciones emocionales. Las condiciones durante el viaje pueden relacionarse con episodios de deshidratación y/o malnutrición, problemas gastrointestinales, enfermedades respiratorias, infestaciones parasitarias, accidentes, etc. Las condiciones de encierro en estaciones migratorias o en recursos residenciales pueden conllevar problemas de salud mental o emocional, agresiones, abusos o autolesiones. De esta investigación se derivan recomendaciones para la atención sanitaria y social de niñas, niños y adolescentes migrantes/refugiados, algunas extensibles al contexto español.
(*)El autor o autora no ha asociado ningún archivo a este artículo