Análisis de los espacios de la vivienda residencial de la huerta de Alicante desde una perspectiva de género (ss. XVIII-XIX)

Desde finales del siglo XVIII y a lo largo del XIX, asistimos a la transformación y construcción de una serie de viviendas residenciales en la tradicional huerta alicantina. Estas casas y sus fincas son ocupadas por un grupo heterogéneo formado principalmente por nobles, comerciantes y políticos que encontraron en ese espacio fértil un lugar privilegiad para disfrutar de su tiempo de ocio alejado de la agitada vida urbana. El análisis de dichas viviendas refleja la estructura social de la época y la interrelación tanto de los diferentes grupos sociales como la existente entre los hombres y las mujeres que cohabitan en ellas. Para ello, nos centramos, en primer lugar, en los elementos vertebradores de la vivienda que encontramos, prácticamente, en toda la arquitectura estudiada; dichos elementos son: el vestíbulo y la escalera. En segundo lugar, observamos cómo las estancias de estas residencias evolucionan a espacios independientes con un uso concreto que es, genéricamente, agrupado en dos esferas: la pública y la privada, entendiendo por pública aquellas habitaciones susceptibles de ser concurridas por las visitas y que ejercen un papel primordial como espacios para la ostentación del poder familiar. Por tanto, el ámbito de lo público se sitúa en la planta baja donde se hayan todas las estancias relacionadas con la vida social y familiar tales como salones, comedores y salitas, dejando al fondo las cocinas; mientras que en el piso superior solamente se ubican las alcobas y las antecámaras destinadas a albergar la vida privada de la familia.  


Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar