“SHADOWING” Y ETNOGRAFÍA MÓVIL: NOTAS A PARTIR DEL ESTUDIO DE LA MOVILIDAD COTIDIANA EN LA REGIÓN METROPOLITANA DE BARCELONA (RMB)

La etnografía urbana ha poseído a lo largo de su trayectoria multisecular tres anclajes fundamentales, que le han servido de rasgos definidores: situarse en escenarios urbanos territorialmente delimitados, abordar relaciones sociales de tipo comunitario y operar “desde dentro” de la unidad de análisis a partir de la empatía entre observador y observados, usando técnicas participativas. Existen, sin embargo, en los estudios urbanos otras tradiciones, no hegemónicas, que ponen en cuestión estos tres supuestos. Por un lado, la perspectiva del observador curioso y distanciado del flâneur, propuesta por Benjamin y, por el otro, la deriva o el paseo ininterrumpido de un observador que se deja llevar “por las solicitaciones del terreno y por los encuentros que a él corresponden” (Debord, 1958). De la narrativa centrada en objetos particulares, situados y centrados, se pasa a visiones caleidoscópicas, complejas y deslocalizadas de sujetos que transitan por mundos superpuestos que convergen en las ciudades. Lugar, comunidad, e identidades primordiales dan paso a aproximaciones especulares sobre lugares, tránsitos, encuentros y distanciamiento. Desde el dominio de la estructura y de la solidez aparente de instituciones como familia, barrio o  comunidad se transita hacia los dominios de la movilidad, la fluidez, la deslocalización y las identidades múltiples. Como contribución al debate sobre la etnografía móvil y post-territorial, aportamos la experiencia obtenida en una investigación en la RMBsobre la movilidad cotidiana y los espacios de vida de los barceloneses, mostrando la potencialidad de una combinación de varias técnicas etnográficas, articuladas por la deriva y el shadowing.


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar