Artículo

MIGRACIÓN , SALUD Y CONFLICTO . UNA MIRADA ANTROPOLÓGICA APLICADA.

En contextos como el español, con una realidad social compleja donde se producen al mismo tiempo procesos de emigración, inmigración, tránsito y retorno, el conflicto en torno a la salud, planteado como un proceso en el que se dan cita multiplicidad de factores, comprende tanto lo individual como lo colectivo, lo doméstico y lo público, lo cultural y lo biológico. La persona migrante se enfrenta no solo a las dificultades institucionales o legales de acceso al sistema de salud, sino a otros problemas, al menos igual de complejos, como la expresión de su enfermedad en un sistema biomédico y simbólico que no reconoce, o una nueva situación personal, laboral, económica, familiar y social que aumenta su vulnerabilidad lo que revierte directamente en su estado físico y mental. Sirviéndonos de las dicotomías doméstico-público y naturaleza-cultura, presentaremos algunos de estos conflictos que son extensibles a toda la población, más aún en contextos interculturales. Dentro de estas categorías añadiremos al análisis el planteamiento multifactorial (Giménez 2002), para describir factores y rasgos influyentes en el proceso salud –enfermedad-atención. Concluiremos con la idea de que los conflictos a los que se enfrentan las personas migrantes deben analizarse no solo desde las dicotomías mencionadas, sino también a partir de la interrelación entre ambas, siendo esta relación digna de estudios más amplios para los que pueden ser pertinentes disciplinas como la antropología aplicada y el método etnográfico.
(*)El autor o autora no ha asociado ningún archivo a este artículo