CONTRADICCIONES EN EL USO DE LA NATURALEZA EN BOLIVIA. SUMA QAMAÑA FRENTE A EXTRACTIVISMO EN EL TERRITORIO INDÍGENA PARQUE NACIONAL ISIBORO SÉCURE

El paradigma del suma qamaña, concepto aymara traducido como vivir bien, aparece contemplado en la Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia y alude al estar en armonía con el resto de personas y frente a la naturaleza como parte de ella. Sin embargo, tales preceptos entran en contradicción con el modelo de desarrollo neoextractivista que se apoya fundamentalmente en la obtención de recursos naturales. El Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure –TIPNIS- localizado al interior de la región amazónica y el cual constituye uno de los lugares con mayores índices de biodiversidad del país, ejemplifica las incoherencias entre los discursos oficiales y la realidad por la que atraviesan múltiples grupos étnicos de la Amazonía boliviana, sometida a una fuerte presión socioambiental. En este etnoterritorio en el que habita población tismane, mojeña, yuki o yuracaré, se pretende construir una carretera que lo atraviese y que funcione como canal que comunique a Bolivia con países vecinos y facilite la exportación de materias primas. En respuesta a dicho proyecto, tales pueblos indígenas han organizado acciones de resistencia que buscan hacer efectivo el reconocimiento de los derechos territoriales logrados desde la década de los noventa del pasado siglo. La presente comunicación se marca como objetivo poner de manifiesto los conflictos que tienen lugar en este espacio por el uso y la apropiación de la naturaleza y que cuestionan las propuestas del gobierno de construir un Estado decolonial alternativo basado en la plurinacionalidad e interculturalidad.


Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar