OTRAS HISTORIAS Y OTRAS CULTURAS: LAS RECREACIONES DE LA HISTORIA LOCAL EN LAS NUEVAS FERIAS Y MERCADOS

Estas celebraciones constituyen una de las recetas adoptadas en los programas de desarrollo local que se dirigen a la terciarización de la economía del lugar a través de la cultura y el turismo. Las nuevas fiestas siguen un patrón muy similar: se caracterizan por delimitarse temáticamente en algún momento histórico-cultural que es reconocido como relevante en la historia local y además pueden ser parte de la “puesta en valor” de algunos de los bienes patrimoniales de interés histórico-artístico. Sirven por tanto, para la recreación de un escenario que merece ser visitado por el turista amante de las singularidades culturales. Sin embargo la estandarización y reciente creación de esta fiestas no puede hacernos depreciarlas y no sólo porque son parte centrales de los actuales procesos de patrimonialización. Desde nuestro punto de vista, a la explicita finalidad de fomento del turismo y al protagonismo de los gobiernos locales, se añaden aspectos relevantes en tanto que se articulan con procesos sociales de construcción de territorios y comunidades locales. Es aquí donde nos gustaría detenernos. Las poblaciones pueden mantenerse ajenas a los eventos o al contrario apropiárselo participando en su preparación, haciéndolos cada vez más “una fiesta local”. Y en este proceso se construyen las narrativas que visibilizan o invisibilizan parte de las historias y las culturas que han ido modelando el territorio. Se potencian o contravienen los discursos hegemónicos del patrimonio ofreciéndonos un campo para el estudio de la interculturalidad a través de los procesos de patrimonialización. Es el caso por ejemplo de las Jornadas Islámicas de Almonaster la Real del Parque Natural e las Sierra de Aracena y Picos de Aroche (Andalucía), evento paradigmático a través del que podemos observar y reflexionar sobre estas cuestiones.


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar