¿ES LA INNOVACIÓN SOCIAL UN ÁMBITO DE INTERÉS PARA LA ANTROPOLOGÍA APLICADA?

La innovación social ha pasado de ser un fenómeno emergente a consolidarse tanto dentro del ámbito del estudio de diferentes disciplinas sociales como en prácticas sociales de la administración pública y de otros actores sociales. Sin embargo, pese a ser un fenómeno en auge, en la literatura científica actual no existe consenso académico acerca de lo que significa la innovación social. Por el contrario, nos encontramos ante un concepto multidimensional abordado desde enfoques muy diferentes. Esta falta de precisión terminológica se agrava por la existencia de incontables prácticas que cohabitan en la sociedad, lo que impide establecer modelos sistemáticos que permitan la investigación científica rigurosa. Y todo ello a pesar de su uso creciente en programas y políticas públicas, tanto por movimientos como por organizaciones vinculadas con el cambio social. Es por ello que, para comprender realmente lo que es la innovación social, esta no puede desvincularse del contexto cultural y social concreto en el que emerge. Sin embargo, este aspecto tan sustancial apenas ha sido abordado en la literatura científica. Desde esta perspectiva de análisis, el considerar la innovación social como un proceso cultural inserto en una comunidad concreta, obliga a clarificar cuáles son las variables de los entornos culturales y los procesos de acción social que impulsan el desarrollo de la innovación en cada contexto. La presente comunicación aspira a abordar la primera parte de esa necesidad, y es la de hacer una caracterización de la innovación social en Andalucía a partir de algunas de las experiencias con mayor impacto o más paradigmáticas presentes en este territorio.