LA VULNERABILIDAD COMO APERTURA EN EL CAMINO: SOBRE EJERCICIOS AUTO-ETNOGRAFICOS Y PROCESOS DE CONOCIMIENTO.

Esta comunicación parte de algunas reflexiones en torno al proceso autoetnográfico que ha sido parte de mi tesis doctoral sobre políticas de la menstruación, corporalidades y genero. Esta elección metodológica surge dada mi previa participación en el ámbito de las políticas menstruales, disolviendose así las distancias entre el sujeto y objeto de investigación. Más allá de esto, y a partir de diversas reflexiones y nuevos temas que han ido surgiendo en el proceso investigativo, he hecho diversos usos de esta perspectiva en el transcurso de los tiempos: a veces más ligado a mi cercanía al tema de estudio y al modo de situarme en ella; otras veces a mi experiencia más fenomenológica como cuerpo (a veces) menstruante; también ha estado vinculado a vivencias de temas específicos que han ido surgiendo en el proceso; y muy menudo, al ámbito metodológico; ampliando mi mirada como parte del sujeto de estudio, a las propias experiencias/reflexiones como etnógrafa, y a las transformaciones vitales que se han dado en este transcurso, que a la vez han transformado la propia investigación. Todo esto, responde, y a la vez, pregunta, sobre los propios modos de vivir y estar en la investigación, como un estar vulnerable. Por lo tanto, la mirada auto-etnográfica también ha sido una herramienta vital para trabajar, explicitar y potenciar la propia vulnerabilidad, un “estar vulnerable” parte de la investigación y como potencia y apertura en el camino, la cual nos lleva a fluir de otra manera en el proceso y nos re-situa constantemente.   


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar