DOCILIDAD Y PREDACIÓN EN UNA DIALÉCTICA DEL OBJETO. SER SUJETO SHAWI.

Los shawi del Alto Amazonas (Perú) mantienen una imagen de cristiandad y docilidad que les diferencia de la infiel y predadora que, a lo largo de la historia, han portado sus vecinos jíbaros awajun. Pero los awajun, así como sus otros vecinos, los shiwilu, saben bien que esa imagen cristiana y dócil tiene otra cara: la del chamanismo. Los shawi, por su parte, se consideran víctimas, presas de los awajun, y como tales siempre expuestas a sufrir un posible ataque. Shawi y awajun, finalmente, son un ejemplo de predadores y presas cuya relación respondería, al más básico estilo animal, a mantener el equilibrio natural de sus especies. Ahora bien, ¿qué presa es temida por su predador hasta el punto de sentirse él mismo “presa de su presa”?Con nuestra contribución a este panel, quisiermos mostrar el sentido de sociedad y de seres humanos que tienen los shawi; un sentido ligado a su propio entorno, en el que se encuentra no sólo junto a otros grupos indígenas sino también junto a otros tipos de seres humanos. La concreción étnica de los shawi responde a su estrategia de supervivencia. Y su estrategia de supervivencia pasa por conferirse un rol de sujeto “objeto”, es decir, por humanizarse “objetivándose”. Ser o convertirse en “objetos” les permite sobrevivir, pero les lleva también a asumir costes. En primer lugar, a ser presas, en segundo lugar, a ser ese rostro predador, chamán, que tan bien ve (y temiblemente) el jíbaro awajun. 


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar