Artículo

Silenciar para gobernar: mecanismos que dificultan la movilización contra el racismo

En el contexto en el que el mundo de las discriminaciones raciales es atravesado por diversos elementos, y muy en concreto por la forma ambigua y de carácter ambivalente en la cual se expresan las prácticas; la identificación y reconocimiento de dichas situaciones con la etiqueta “racista” resulta verdaderamente un reto. Un reto a la hora de señalarlas y un reto de cara a la denuncia. Con esta comunicación se pretenden describir algunos de los mecanismos -institucionales, jurídicos, académicos, políticos, históricos, sociales- que contribuyen a la minimización y al silenciamiento del racismo cotidiano. Se trata de fijar la atención en aquellos procesos más sutiles que contribuyen a obstaculizar y a impedir que se nombre el racismo y/o se investigue su magnitud en diferentes esferas; ya que son éstos los que como consecuencia potencian su silenciamiento y naturalización. El análisis propuesto surge de un extenso trabajo de campo realizado en la ciudad de Madrid con personas migrantes y movimientos sociales que luchan por la igualdad de derechos sociales. Se considera pertinente poner estas cuestiones más veladas sobre la mesa, precisamente por ser un momento en el que la lucha y la reflexión antirracista está cogiendo cada vez más protagonismo en las movilizaciones sociales dentro del territorio español.
(*)El autor o autora no ha asociado ningún archivo a este artículo