Artículo

El movimiento asociativo rural y las políticas sociales frente al problema del despoblamiento en el campo

La problemática del despoblamiento en el mundo rural es un tema recurrente en los últimos años entre los investigadores sociales. Las críticas que habitualmente se hacen desde las personas que habitan el territorio es que las decisiones que afectan al mundo rural vienen desde las ciudades cuando no directamente desde Bruselas. Por otra parte, también se viene observando una autocrítica desde el propio mundo rural y sobre todo desde la juventud que se refiere a cierto pesimismo crónico, una falta de iniciativas o la búsqueda exclusiva de subvenciones de la PAC. En esta comunicación nos proponemos ahondar en la importancia del movimiento asociativo que tiene múltiples manifestaciones en forma de cooperativas, grupos de acción local, ONGs, organizaciones empresariales, emprendedores sociales, etc., que deben trabajar de una forma más estrecha con las administraciones públicas como una forma de mantener la población en el territorio e incluso atraer a nuevos habitantes. De esta colaboración se puede beneficiar el desarrollo local y se pueden corregir desequilibrios en áreas poco pobladas de forma significativa. Desde el propio mundo rural se  señala que solamente el dinero no es la solución para que la gente del campo no se vaya a las ciudades, se requiere un cambio de mentalidad y la creación de una verdadera cultura colaborativa y por parte de la política un acercamiento real que permita una visión del campo desde otra perspectiva.
(*)El autor o autora no ha asociado ningún archivo a este artículo