Modos de aprendizaje entre los alfareros qom de la provincia de Chaco, Argentina

Los grandes cambios que se han manifestado el uso y la morfología de la cerámica del pueblo qom (toba) del Gran Chaco sudamericano en el último siglo tuvieron su contrapartida en el aspecto técnico,  en particular en el modo de aprendizaje. Si bien en la actualidad sigue siendo frecuente la enseñanza dentro del ámbito familiar, existen variaciones en cuanto a la forma y la persona encargada de la misma, que repercuten en el tipo de cerámica realizada. En algunos casos, el tradicional legado de conocimientos de padres a hijos en un espacio compartido por la comunidad y abierto a quienes quisieran intervenir se reduce a la intimidad del hogar, circunstancia que permite cierta especificidad no compartida con el resto del grupo. En otros casos, los alfareros en activo prefieren el aislamiento y no acceden a enseñar a las nuevas generaciones, incluso cuando se lo solicitan. A ello se suman distintas instancias de intervención de maestros externos, ya sea en la forma de una alfarera qom que visita las casas para enseñar a madres e hijos simultáneamente, o mediante talleres donde participa conjuntamente la población indígena y no indígena. Por último, los intercambios de conocimientos con alfareros de otras etnias no son desconocidos para los qom. Todas estas estrategias responden a una visión particular de la sociedad qom y de su cultura material, que ha pasado en muy poco tiempo de un modo de vida cazador-recolector a una participación activa –aunque no siempre aceptada- en los ámbitos urbanos y de mercado


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar