Artículo

Tensiones éticas: entre la implicación política y la política disciplinaria (epistemológica) de la Antropología. - 10.11156/aries.2019.AR0005230

En 1995 se mantuvo en la revista Current Anthropology un debate titulado “Objectivity and Militancy”, donde se enfrentaron las posiciones de Roy D’Andrade y Nancy Scheper-Huges respecto del estatuto mismo de la Antropología. Este debate se desarrolló a través de lo que podría considerarse una falsa dicotomía: una Antropología orientada científicamente Vs una Antropología comprometida ética y moralmente. Esta comunicación se centra nuevamente en este debate asumiendo que ambas orientaciones o compromisos se encuentran comprendidos en un mismo modelo durante la investigación etnográfica. A pesar de ello, consideraciones como el carácter deshumanizador o etnocéntrico del conocimiento científico o, del otro lado, el entendimiento exclusivamente objetivista de la verdad, hacen que persista la vigencia del análisis de las tensiones teóricas, metodológicas, epistemológicas y políticas a las que aquel debate apuntó. En esta comunicación tratará de poner en relación ese análisis con las principales repercusiones prácticas durante la etnografía de las corrientes teóricas más innovadoras de la disciplina: el denominado giro ontológico o etnografía simétrica y la etnografía colaborativa. Se concluirá con una posición en la que se asume el estatuto científico de la disciplina, entendido como rigor y compromiso epistemológico, sin por ello excluir su coalición con principios políticos como los fines decoloniales u otros. Todo ello nos permitirá llevar a cabo una reconsideración de la denominada “autoridad etnográfica” en Antropología.