Artículo

Una tarde de guiñote. Sobre los usos y costumbres en un pueblo de Aragón

Como dice Foucault, el espacio en que vivimos no es una condición previa ni una categoría preexistente. No vivimos en un vacío sino en el interior de un conjunto de relaciones.   Partiendo de esta premisa y de la observación de la vida cotidiana sobre una matriz territorial única, el pueblo de Piedratajada (Zaragoza), y su manifestación en forma de procesos y relaciones, queremos obtener un retrato de la sociedad local.   El objeto de esta ponencia es analizar, desde una perspectiva de género, cómo son las relaciones sociales en este municipio, para ello nos vamos a centrar en las costumbres que tienen las mujeres y en los usos que hacen de los lugares de reunión más frecuentados: la iglesia y el bar, que junto a los breves instantes de las compras ambulantes (pan, fruta, congelados....), el Consultorio médico y el botiquín son los espacios de interacción.   Usos y costumbres que nos van a describir, en definitiva, la conformación de un espacio público en una de las áreas de Aragón caracterizadas por el fenómeno de la despoblación y donde las mujeres tienen mucho que decir.  
(*)El autor o autora no ha asociado ningún archivo a este artículo