Hacia una antropología del hip hop: reflexiones y apuntes desde el Norte de México.

Trabajar con jóvenes en contextos urbanos es de por sí, una tarea extenuante. Pero cuando se exploran temáticas o actividades especificas en un espacio determinado, se requieren de más y mejores metodologías. Es ahí, cuando se le cuestiona a la antropología aquello que nos brinda y se le puede proponer herramientas que nos permitan avanzar y compartir críticas que amplíen lo existente. En la investigación que llevo a cabo con raperos en Ciudad Juárez, Chihuahua en México, me encuentro con múltiples retos en cuanto a mi ruta metodológica pero, sobre todo, en la deficiencia de un marco teórico que me acompañe y me haga replantear no sólo el tema de las juventudes y la cultura del hip hop, sino al rap como el medio por el cuál se conectan con otros y otras al defender y reconocer las raíces del movimiento, dando pie a experimentar otras maneras de hacer y de llevar al rap a otros escenarios. Estas reflexiones me ayudan a enfocarme en diversos escenarios del territorio mexicano al discutir estigmas, estereotipos y visiones erróneas que aún se tienen. Está por demás decir que es urgente poner en la mesa una antropología del hip-hop.


Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar