Artículo

De la lucha libre a la lucha libre Mexicana: performance y arte y deporte como bases para la generación de un espacio de diálogo social

En 2018 la Lucha Libre Mexicana fue declarada Patrominio Cultural de la Ciudad de México. En este camino la discusión busca trabajar el concepto de patrimonio inmaterial aplicado a esta práctica contemporánea que oscila entre el deporte y el espectáculo.  En la presente comunicación se expondrá parte de una investigación que se realiza, en la Universidad Nacional Autónoma de México, y que trabaja la relación entre la  lucha libre mexicana y la cultura popular junto a los procesos identitarios que la conforman. El estudio consta de una fase documental, y otra antropológica con más de 80 entrevistas realizadas a luchadores, espectadores, entre otros, en la Ciudad de México.  La lucha libre mexicana fue en principio una práctica foránea que en menos de medio siglo se transformó en un fenómeno local mediante procesos de amalgamamiento cultural, modificándose a través de variaciones estéticas, retóricas y performativas (máscaras,personajes, rituales). Sostenemos que la Lucha Libre Mexicana ha construido su propio discurso con un campo simbólico característico y específico, que se incorporó a la cultura popular mexicana y dialoga con ésta. Distinguimos un conjunto de  discursos y prácticas en la lucha libre mexicana que son influenciadores y generadores de discursos, más allá de ésta,  que permean e interpelan a la sociedad mexicana a modo de frente cultural. A partir de la declaración de patrimonio cultural en la CDMX, es necesario reflexionar acerca de prácticas contemporáneas, como la mencionada, que se incorporan a la cultura popular e incluso pueden llegar a resignificarla.  
(*)El autor o autora no ha asociado ningún archivo a este artículo