Cactáceas en la Reserva de la Biosfera Barranca de Metztitlán (México): acciones para la conservación del patrimonio natural

En el año 2000 se decretó la Reserva de la Biosfera Barranca de Metztitlán (RBBM) con una extensión de 96.042 hectáreas, por ser representativa de los ambientes áridos y semiáridos de México. En ella sobresalen especies florísticas endémicas, mayoritariamente cactáceas, cuya relevancia es científica, social, cultural y económica. La comunicación mostrará las acciones desarrolladas para la conservación de dicho patrimonio natural, considerando que antes del decreto existían extracciones ilegales que lo estaban poniendo en riesgo. Tras la declaratoria del área natural protegida, las autoridades ambientales emprendieron acciones de educación ambiental y apoyaron proyectos productivos como la creación de unidades de manejo ambiental (UMA) destinadas a la reproducción de cactáceas en viveros. Actualmente existen cinco UMA, registradas bajo la modalidad de economía de la producción. Además de la reproducción y comercialización de cactáceas, los propietarios de las UMA implementan acciones de educación ambiental. El fomento de la cultura de protección y conservación de la biodiversidad ha permeado entre los vecinos, los turistas y los grupos escolares y académicos. Las acciones de mayor repercusión vienen siendo la promoción del turismo ecológico, la participación en exposiciones y ferias ambientales, la recuperación de ecosistemas y la vigilancia para evitar extracciones ilícitas. El interés de estas acciones ha sido reconocido: una de las UMA recibió en 2016, el Premio Nacional al Mérito Forestal, en la categoría de micro y pequeña empresa, por la calidad y la sustentabilidad de las actividades productivas, educativas e investigativas que realiza.  


Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar