El impacto del turismo en el área natural protegida del cerro El Culiacán.

El Cerro El Culiacán es un área natural protegida. Su importante función se deriva de que alberga especies vegetales y animales nativas; la zona es considerada sagrado y posee valor histórico y antropológico. Diferentes comunidades se han asentado a su alrededor con la finalidad de obtener elementos naturales y su atractivo paisaje atrae a personas quienes realizan actividades recreativas y deportivas. Las actividades humanas y el descuido de las autoridades han dañado los ecosistemas. Es necesaria la intervención y protección por medio de la aplicación de planes reguladores que minimicen el impacto de los residentes y visitantes. El ser humano tiene una atracción especial hacia la naturaleza y otras formas de vida, ya que se ha visto inmerso en ésta desde su origen, proveyéndose de sus recursos para su supervivencia física y espiritual. Las acciones que afectan a los ecosistemas también dañan a las personas que ahí residen. Es importante reconocer que el éxito de la conservación del sitio depende del cuidado del mismo por los actores involucrados: las comunidades, las instituciones y el turismo. La presente ponencia es el resultado del análisis de lecturas y trabajo etnográfico. Derivado de esto, se han reconocido las expectativas y necesidades de las comunidades, turismo e instituciones. Se propone un proyecto de mejora de la calidad de vida humana, conservando la vitalidad y diversidad de la Tierra, minimizando la destrucción de los recursos y capacitando a la comunidad para adoptar la ética de la vida sustentable y el proyecto de ecoturismo.


Video



Comentarios

Inicie Sesión aquí para comentar